Consejos sobre el ejercicio durante el EMBARAZO

Estas embarazada y te preguntas …¿Qué tipo de ejercicios puedes hacer? ¿Con cuánta intensidad?¿Cuándo parar?

Aunque cueste sacar tiempo y fuerzas para realizar ejercicio durante el embarazo, tiene muchos beneficios que te pueden ayudar a llevar más cómodamente el embarazo y prevenir lesiones y problemas durante el propio embarazo, el parto e incluso el postparto.

Yoga-prenataaa-770x512

Lo más importante es saber que no todas las embarazadas ni embarazos son iguales, se viven de la misma manera, ni partimos de un mismo estado de forma física . Por ejemplo, si estás más familiarizada con el ejercicio físico podrías realizar más ejercicios que una embarazada que tenga un ritmo más sedentario; o por otro lado si es tu segundo embarazo, la musculatura y estructuras corporales no están igual que en el embarazo anterior.

A continuación te daremos algunos consejos a la hora de realizar ejercicios dentro de tu práctica diaria:

EDICION_IMAGENES_MICROSITIO_JULIO-05

  • Saca tiempo para realizarlos, anímate y planifica la semana, ya que aunque nos de “perecilla” hacerlos tienen muchos beneficios para nuestra salud. ¡Practícalos de manera regular!
  • Evita ejercicios de alta intensidad que deje sin aliento, al igual que actividades de impacto/saltos, o dónde intervenga un balón en el deporte como es tenis o baloncesto (por traumas abdominales).
  • Mantente activa, la movilidad articular previene de problemas durante el embarazo y el parto.
  • Bebe agua antes y después de las sesiones de ejercicio.
  • Para evitar problemas gastrointestinales, realizar el ejercicio como mínimo una hora y media después de haber comido.
  • El ejercicio específico te ayudará a mantenerte elongada con estiramientos, evitando la futura diástasis abdominal y manteniendo un buen control postural.
  • Modificar los ejercicios en función del trimestre en el cual te encuentres. En general, si no has sido una persona muy deportista o activa recomendamos comenzar los ejercicios específicos a partir del 2º trimestre.
  • No mantengas largos periodos de tiempo en posición supina, para evitar la compresión venosa.
  • Realiza ejercicios lentos y de activación de la circulación, para ayudar al drenaje y mejorar la pesadez de pies o hinchazón de piernas.
  • Si tienes molestias lumbares o zona sacra, te ayudan a disminuir la intensidad del dolor.
  • No realizarlos si existe sangrado, mareos, dolores de cabeza, fugas de líquido amniótico, hinchazón excesiva,riesgo de parto prematuro o contraindicaciones del médico, entre otras.

 

 

Consulta con un médico si podrías hacer ejercicio, ya que puede existir casos en los que es aconsejable la parada completa de la actividad. Así mismo se recomienda acudir a un especialista de la salud para que te guíe en los ejercicios durante el embarazo y pueda amoldar actividades según te encuentres, asistirte a aliviar tus dolencias y prepararte físicamente para el parto.

 

En FISAREA somos fisioterapeutas especialistas en obstetricia y suelo pélvico. No dudes en contactar con nosotras si necesitas más información:

info@fisarea.es / 921 1667086.

 

3-bd224ecd7a780e5fa1aea2e0aed96fd6uniqueidcmcimage1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s